Ciudad

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Vivo en un país sangrante,
una tierra con hemorragia
y un silente luto que no le bastan
los agudos ayayays de las mujeres
ni los gritos roncos y sordos de los hombres.
Una ciudad cubierta por un manto
de oscura sinrazón.
Un dios del miedo acampando
en la boca de los jóvenes
que disparan sus palabras violentas
y sus balas caníbales de odios ancestrales.
Y más allá al fondo, donde el sol muere,
arrastran un cuerpo, un nombre olvidado
de esos que suenan a excluidos
de los que bailan esos ritmos epilépticos
y toman licor más para olvidar el dolor
que para reconocer el placer,
intoxicados, idos y negados.
Un cuerpo-ciudad
un cuerpo-tiempo-sangre,
un cuerpo sin rezos ni edades,
un cuerpo de caballos de metal,
un cuerpo que es olvidado en un rincón
mientras se amontonan otros, otros y otros
una pira funeraria, un holocausto en homenaje
al nuevo triple dios: un político gobernarte,
una sociedad aviesa y su hijo
los hombres más cobardes e indiferentes
que deambulan entre sus ruinas y soledades.



dos breves: Destino

viernes, 4 de noviembre de 2016

I
a veces el destino no puede ser otra cosa que ser Destino
por más que grites
luches
caigas
y te  vuelvas a levantar
el destino sigue allí,  siendo Destino








II
el peso del destino,
desde siempre Helena
fue un plan de Némesis
y un simple impulso de Zeus



Hildegard von Bingen poema, música, arte.

domingo, 18 de septiembre de 2016

El verdor, fuerza germinante 
Oh, nobilísimo verdor,
tú que te enraizas en el sol
brillas en la serena claridad,
en el movimiento de una rueda
que escapa a la inteligencia humana.
Tú, verdor, estás envuelto
por la fuerza de los misterios celestiales.
Enrojeces como la aurora,
flameas en el ardor del sol,
oh tú, noble verdor.




12 winds, 12 months

La lluvia Resbala

jueves, 8 de septiembre de 2016

LA LLUVIA RESBALA-poesía Pemón
La lluvia resbala
sobre la choza 
las canoas flotan 
sobre los campos de yuca. 

En la sombra
el fuego de Vehemica 
es un pequeño sol. 

Los muchachos se calientan 
mientras asan el pescado 
entre las brasas. 

Vehemica, el sabio dice:
“En un tiempo, 
toda la sabana era río, 
y era agua todo el cielo, 
los piaroa huyeron a la montaña: 

La canoa se rompió entre las ramas del cerro,
y la tierra fue el único alimento 
durante diecinueve lunas” 

La voz de Vehemica,
en la oscuridad de la choza 
era como una hoja 
aplastada sobre la palma de la mano. 

Un día
la luna se detendrá en el cielo 
se secarán las flores 
y, en la selva, 
solo crecerán las piedras. 

Entonces, después de aplastar el bohío
y toda la gente Piaroa 
solo existirá la gran Piedra Negra. 


**Poesía Pemón


Cuerpo

lunes, 8 de agosto de 2016




El amor sin tu cuerpo, es una llanura sin luna llena 
Es la memoria abatida al final del desierto,
Es el llanto convertido en lagunas y esteros,
El amor sin tu alma es una oscura madriguera
Es la piel disuelta en las ciénagas y los humedales
Es tristeza que la noche grita entre las tunas y los cactus.



Espero

jueves, 5 de mayo de 2016

yo espero
que este vestido de alambre de púas
se derrita ante la llamada de un antiguo demonio
yo espero
que esta prisión de líquenes de hielo
donde me han encerrado se derrita
ante la sal de todas las lágrimas evaporadas
yo espero
que estas vísceras de fósforo y arsénico
que me envenenan y me queman
lancen su luces y vapores  a las moribundas hogueras
yo espero
que la primera y última flor
de aquel árbol seco y podrido
me lleve en su vuelo
al cielo oscuro de las noches sin lunas
yo espero
que la mano que cierre mis ojos
toque mis labios
en un último beso
por los vinos, el café y las canciones
yo simplemente espero
que el desierto coma mi piel
y amoroso lama mis viejos huesos







Cumpleaños

domingo, 13 de marzo de 2016


Y aquí estoy, volando sobre este mar de espejo oscuro,
volviendo a Ítaca,
perdiendo a Ítaca,
un ave oscura de agua y coral
un simple suspiro

volveré a llorar tu encuentro
volveré a llorar tu pérdida

volveré a volar una y otra vez
este mar de espejo oscuro

y en mis alas leves,
negras como las de ángeles caídos,
unas gotas de rocío
mojan mis labios secos

y es mi corazón un cuenco quemado
arrasado por el viento y la sal

vuelo ciego sobre este mar de espejo
en cuyo fondo yacen todas mis memorias.
completa y tristemente agotadas.



 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS