Y comenzó la Ausencia

viernes, 28 de diciembre de 2007

Julio:
Hace tan sólo unos días, un 11 te fuistes. No me preparé nunca para esto, una ausencia perenne, un dolor tan grande que es imposible contenerlo.
Si tan sólo supiera abrir la puerta por dónde fuiste a cantarle al cielo y al Universo entero, si tan sólo me contarás tus nuevos sueños o nuevos andares. Y el silencio y la ausencia se hacen compañía en este nuevo mundo que me invade como sombra potente que se abre espacio entre mi ser y mi cuerpo, tomando control de todo.
Y el silencio no es el silencio, sino la usencia de tu Voz, y la ausencia no es la ausencia sino el silencio de tu presencia.
Me mueve la fe, me mueve la esperanza, se descompone mi vida, y me convierto sólo en lágrima, llanto y dolor. Y así vivo ahora entre las sombras, los miedos, el llanto y dolor.
Que busque duelo, que ocupe la mente, pero no puedo ni quiero no confío en la memoria traidora. Me haces falta, me haces falta y no quiero negarlo, no quiero ni siquiera disimularlo.
Siempre tu ausencia en mi amor perenne
Benjamín.
 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS