DÍAS

miércoles, 26 de mayo de 2010


hay días en los que parece va suceder algo
predestinado por alguna fuerza oculta,
son días de lluvia y sol, a la vez
días que la calle parece palpitar
y el aire se arremolina frente a nosotros
son días que caminas rápido por la acera
y un no sé qué te detiene sin razón alguna
como poseído, cruzas la calle, rápido
con el corazón como tambor enloquecido
subes a la otra acera, sin más
y volteas a ver de donde vienes
esperando que el destino se muestre
pero, sólo observas la otra acera solitaria
la calle ya no palpita y la lluvia se ha ido
y por una extraña razón sigues caminando
tal vez esperando volver a tropezar
con esos extraños días predestinados a la nada.

Dionysos

viernes, 21 de mayo de 2010


Sabes conozco tu olor a vino y carne
Conozco tu risa reverberante y cansina
Cuando caminas a través del alma
Como si fuera un bosque de espejo y agua
Te siguen esas ménades, que destrozan
Piel, corazón, vísceras y razón
Que se nutren de la felicidad extrema
Que toca su propia cola de infelicidad y rabia
Máscaras de comedia en corazón de tragedia.
Y tú, Dionisos, cruel dios de la alegría y el misterio
Te elevas sobre las almas de las bacantes
Y con un torbellino de agua, fuego, miel y vino
Les devuelve por un rato, sólo un rato
La divinidad pérdida, entre las piernas de las diosas
Y el corazón salvaje de los dioses,
La divinidad que atiza los rencores
Que esconde las pruebas y dolores,
La divinidad que se paralizó entre el tiempo
Y nuestro propio respiro,
Sólo un instante de tu misterio
Y sabes,
Que nunca dejaran de soñar contigo,
Mi cruel y manso Dionisos.

http://www.facebook.com/home.php?#!/group.php?gid=121407387874487

Huida

sábado, 15 de mayo de 2010






Huida

Mi única respuesta posible ante tu dolor,

Huir.

Dolor que no se contenta con la paz

Ni con la oscura noche que le precede,

Dolor que se disfraza de espíritu

Y agua del desierto,

Dolor que no se reconoce a sí mismo

Dolor que arrasa al que lo toca

Al que lo mira y lo consuela.

Dolor que vuela en palabras

Llenas de esperanzas de oropel,

Dolor que mira sus pérdidas

Y se disfraza de desprendimiento

Cuando ya ha devorado las cenizas

Del holocausto.

Dolor frente al cual sólo me queda

La huida imposible, pero al final

Una huida.

nunca más

miércoles, 12 de mayo de 2010






Tengo ganas de tomar un tren

Y partir para alejarme de mí,

Partir sin anuncio y sin plan

Sólo el camino y yo extendiéndonos

Y al final arribar a la otra orilla

Y encontrarme sentado en la saliente

De un acantilado o de un risco, da igual,

Con la sonrisa de quien espera

Sabiendo que estás llegando,

Y mirarme a los ojos

Para en un grito a boca cerrada

Volver a nacer de mi misma alma

En mi misma espera.

Tal vez entonces tome el tren sin plan

Y nunca más regrese a mi cita

Ni a mi vieja huella, nunca más.

Jardín

martes, 11 de mayo de 2010










he entrado a tu jardín,
furtivamente,
como aquella noche
de luna nueva y pocas estrellas,
lo he sembrado de rosas y girasoles
lo he regado con agua del pozo
he movido la tierra
con mis manos y mis penas,
y para mi sorpresa
me has dejado
colgada del cielo
tu mirada fresca,
que verá brotar y florecer
las hermosas rosas
y los palpitantes girasoles,
mientras me he quedado oculto
entre las ramas de las hierbas.

Sin Lugar

sábado, 8 de mayo de 2010


Sin Lugar
empaco de nuevo mi vida,
la recojo doblándola en pequeños bultos,
y no sé que hacer con este miedo-dolor
que envuelvo en caja corazón-pálido
con el rótulo: frágil, no abrir
y lo deposito al fondo, muy al fondo
como esos baúles que dan miedo volver abrir,
y que al hacerlo dejan escapar todo,
absolutamente todo
excepto quizás el cuerpo de polillas muertas,
de alguna agonizante esperanza,
y un olor que vuelve a invadir
nuestros pulmones de aire pasado
y ahoga los ojos en eternas aguas.
Qué cansancio eso de arrastrar nuestra vida

Esperanzas

martes, 4 de mayo de 2010

Hay esperanzas que son agradecimientos
De las horas pasadas, de los detalles idos
Son esperanzas y florecen cada mañana
Duermen cada noche
Con los pasos incansables
De corazones heridos.
Esperanzas en las oraciones
Que llenan nuestros minutos
Nos arrebatan nuestro aliento
Y son tan grandes
Con sus raíces hundidas en el pasado
Y sus flores adornando nuestras almas.
Hay esperanzas que se quedan
En el suspiro eterno

Que nunca terminamos.

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS