EXTRAVIADO

sábado, 5 de junio de 2010


EXTRAVIADO

Hubo un tiempo que un poema se me extravió

Y sin querer alguien en tu boca lo encontró,

Lo hizo tuyo, entonces allí lo hizo mejor,

Le dio alma y memoria

Lo volvió eterno y así lo santificó.

Y volvió a mí, aquel poema perdido

Ya no mío, pero yo en él,

En el acento que falta o sobra

En la coma ciega y sorda

En la cadencia que respira

Conmigo,

Y vuelve a perderse

En tu boca y tu memoria

Como río infinito frente al mar

Embravecido.

Hubo un tiempo que me extravié

En tu poema mío,

En lo tuyo de mi poema

Y aquí detrás de tus dientes de flores,

En tu voz de pájaro celeste,

Nadie, nunca, más me vio.

1 comentario:

benji dijo...

Extraviado y Quién soy (un ejercicio sobre Mala Sangre de Rimbaud) son mío y no míos...

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS