ETERNO

domingo, 1 de agosto de 2010









Me miraste Diosa turquesa, señora de la ira y del dolor.

Y huyeron de mí todos los signos que dan vida al cuerpo

El aire dejó de entrar a mis pulmones, mis ojos cerrados

El agua y la sangre estancadas en mis entrañas y mis venas

Y el pensamiento apagado tras un ruido seco y lejano.

En mi boca, mi lengua sujetaba un pedazo de manzana

Incrustada como un dulce puñal de plata y arsénico.

Y así, moría y no moría, mi alma sujeta al cuerpo,

Habitando el necio silencio de tu malvado hechizo.

No tengo miedo de quedarme aquí dentro de mí,

Que el moho y las hierbas me cubran y habiten mi piel,

No temo a tu triunfo efímero, a tu risa plena y a tu llanto hueco,

No me importa esperar sin ninguna esperanza

Oyendo la tierra bullir de vida, duermo mi espera,

Y ante tu torva mirada, ante tu impertinente celo,

Mi amor se despertará un día, ante el nuevo Sol,

Correrá en mi búsqueda, excavará incansable el bosque

Encontrará sus tesoros y memorias robados por ti,

Reclamará su voz ante los sauces, los fresnos y los robles,

Resucitará la luz con su voz para abrir caminos y brechas,

Y allí en una lúgubre esquina, llorada por una Ceiba

Posará su vista de claro verdor, se arrodillará

Seguirá la raíz del inmenso árbol hasta su fin,

Y temblando, en la tierra me reconocerá,

Sus blancas manos cavaran para sacarme de mi lecho,

Y sus lágrimas lavarán mi mohoso cuerpo,

Mi rostro cubierto de barro y helechos se limpiará

Ante su aliento de estrellas y eones,

Y la luz de su triste canto me envolverá.

Volveré a la vida, escupiré la manzana de plata y arsénico,

Extrañamente le sonreiré:

- Te esperaba, me moría hace siglos- le diré

Y sólo por un beso y su sonrisa, esperados

Por siglos y siglos, mi alma podrá liberarse,

Pues nunca entendiste, Diosa de la ira y del dolor,

Que el amor, y sólo él, puede ser eterno.

No hay comentarios:

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS