Regreso

miércoles, 24 de agosto de 2011

Regreso
Respiro el olor del rincón que fue cielo y tierra
Un recuerdo que puede prenderse del corazón
Con tanta fuerza y tan ferozmente
Que me convence que los días presentes
No siempre valen tanto.
Respiro el olor del rincón que fue cielo y tierra,
Paraíso e infierno, de donde fui expulsado,
Con un mazo del tarot en mis manos
Y los ojos llenos de cielo y agua,
El cuerpo desnudo y vacío frente al fuego,
Las manos en la tierra, postrado frente a mi destino.
Los arcanos ese día enmudecieron su voz
Me dejaron ante la presencia de mi alma
Desnuda y adolorida, en un silencio atroz,
Callaron, claro sólo podían estar inmóviles
Frente a tanto llanto y dolor, disolvieron sus colores.
Mire al cielo, a la noche que me devoraba,
Envuélveme, oh piadosa noche,
Déjame en tu seno para siempre,
¡Que yo no salga de ti y tú nunca me dejes ir!
Quédate en mi interior con tu piedad oscura,
Desabrocha cada rayo de luz que he guardado
Y ocúltalos del tiempo, para que no los devore,
Haz de mi corazón tu corredor y mi cuerpo tu templo.
Respiro, nuevamente, el olor del cielo y la tierra
No es el mismo que yo solía oler
En aquel entonces pleno de luz,
Regreso a ti, mi paraíso perdido,
Mi infierno de los últimos tiempos,
Regreso
Después de haber perdido mi alma
Lleno de tanta oscuridad,
Descoloridas ya mis cartas, casi extinta la ilusión,
Mudas mis oraciones, mirando al cielo y a la noche,
Y otra vez buscando la voz olvidada
De aquel viejo y cansado Dios
Que una vez, al parecer, me abandonó.


No hay comentarios:

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS