Estigia

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Estigia

Ninguna piel, ni tejido ni calor
Me cubrirán
Ni altar, ni holocausto ni fuego
De leña de cedro
Ni de acacia,
Ni de roble
Sólo un latigazo de una rama
Que borrará toda visión
Del verde cerro
De toda espina, girasol y árbol
No habrá olor a pasto sabor a miel
Ni lluvia que me ahoga, ni sol que me quema
Sólo un latigazo que borrará
Toda belleza, toda fealdad,
Para encontrar otras ramas, otras leñas
Otras bellezas en aquel lugar de encuentro,
Y pasar un Gran año
Sin tormentas por los vientos del recuerdo.


Sueño con Sauces y Ofelia

lunes, 9 de diciembre de 2013

Sueño con Sauces y Ofelia
El agua gimiente y fría arropa su cuerpo
Cubierto de trinitarias, ruda y ajenjo
Que huelen a memoria del amor pasado,
Hinojo con colombinas amarillas,
Y margaritas, la pasión con la traición.
Violetas con sus pétalos secos
Al lado de un sauce su cuerpo yerto,
Y flores azules dedos de muertos, flotando en el río.

El sauce se encorva ante el río y se asoma
Para ver el reflejo de la niña en el agua,
Que flota cubierta de flores y sueños olvidados
Y con el olor a romero seco
Recuerdos de una niñez inacabada.

 Ophelia by eronipple (deviantart=

Visita

viernes, 22 de noviembre de 2013

Hoy he visitado mis recuerdos y me he reconfortado en la memoria, he sonreido con las risas añejas de mis viejos amigos, me he reído solo con las locuras de mis hermanos, he desempolvado la fe de mis conocidos y he vuelto a echar una mirada complice de bendiciones a sus corazones y he navegado en el amor de vuelta a los brazos que me arroparon y sujetaron de adulto y he vuelto aún más allá al pecho de mi padre, tan abierto y cálido como el mismo cielo de Ítaca.

Frente a la ciudad

domingo, 10 de noviembre de 2013

Estoy desnudo frente a mi ciudad
He  muerto dos, tres y hasta cien veces un mismo día
Año tras año,
Estoy desnudo ante mi ciudad
Una ciudad en ruinas
Semejante a un tablero de ajedrez
Sin rey ni reina, sólo viejas piezas
De diferentes colores,
No hay cuadros blanco o negros
Sólo algunos teñidos de rojo sangre
Y otros de color indignación.
 A lo lejos el alfil, que no es tal alfil
Sin que nadie lo note o se lo diga,
Sino que es un bufón mugriento y en ruinas
 Vocifera contra mi desnudez colgante
A los cuatro vientos y por las cuatro esquina,
Lo considera un acto de provocación,
La torre antigua casa de justicia,
Ahora devenida en pocilga de viejos peones,
Sucumbe ante el alfil, que no es alfil,
Y lanza su ataque
Contra mi desnudez.
Estoy desnudo ante este zoológico en llamas
Estampida que corre contra la pared de la venganza
Y yo desnudo ante mi ciudad, no corro,
Pezuñas que sacuden mi piel
Hocicos que rasguñan mi alma,
Fuego que devora mi cuerpo.
Estoy desnudo aquí y en total indefensión
Y me guardo en el bolsillo la memoria
De esta ciudad, mi ciudad, ya calcinada.


Notas

domingo, 20 de octubre de 2013


No sé cuándo comencé a escribir estas notas, que nunca he enviado y cuándo la distancia se convirtió en tiempo entre nosotros. Distancia que se acorta en la memoria y se aleja en los olvidos. 
Que manía de imaginar como envejeceríamos mientras nuestras memorias se acortaban y las miradas se alargaban. Que atrevimiento insano la de comparar mi silencio ahora, con las noches en que te miraría mientras dormías y el mismo silencio cuando despertaras para abrazarte y volver a arrastrarte al silencio de los sueños, un silencio de los dos.
Tampoco recuerdo cuándo comenzó esa manía de buscarte flores, de escogerlas grandes como te gustaban, amarillas, de largos tallos, flores que nunca sé qué hacer con ellas, flores que te aguardan y se marchitan en silencio, observando mis miradas furtivas al cielo y al horizonte, sabiendo que ya no son tus pasos los que escucho. Pero persiste la manía. 
Ni siquiera sé que a veces estoy llorando, así sin saberlo y es la sal de una lágrima lo que me devuelve la mirada a mi vida, pero en el espejo ya no te encuentro sólo están mis ojos enrojecidos. Y a mis llamadas equivocadas no respondes, sólo el silencio que se vuelve otra nota al pie de mi vida.
No sé cuándo comencé a mirarme de reojo, a saber que voy desnudo, sin abrazos ni amores, a mirar mi sombra solitaria y aterrorizada del pavimento que ya no recibe tu sombra.  Y no sé cuándo te olvido, momentáneamente, porque cuando lo hago ya no hay pensamiento alguno que vuele en mi mente y es que ahora en esa cueva y no sé desde cuándo, habita un cuervo solitario que devora cualquier pensamiento que no sea sobre ti o tal vez todos mis pensamientos sean tuyos, no lo sé.
Y de verdad no sé cuándo empecé a escribir estas notas que nunca te he enviado para reclamarte el corazón que ya ni late y que dejaste tirado aquí por algún lado. No sé si las escribo para enviártelas, cosa que sé imposible, pero mis manos no pierden la costumbre de intentarlo.

                                


Karma

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Karma si tú me abrazas me ahogas,
Si tú me sueltas me despojas
En este mar de soledades y sal,
Karma, si me sostienes me quemas
Si tú me empujas me ignoras
Y no sé crecer ya sin ti,
Irreductible y brillante presencia
Que se manifiesta en inmanentes ausencias.
Karma en esta luz que me ciega,
Tu oscuridad me arropa y no me niega
Sólo me hace dudar de mi existencia
Al disolverme en ti y en tus sueños
Como repetidas segundas causas,
En un espiral de carne y amnesias,
Sin poder ver la causa primera.
¿Qué queda del tiempo por venir?
Karma de historias de tiempo repleto
Yo a los miedos atado y vuelto a liberar
Ante la unión de dos cuerpos y un alma
Que no he podido olvidar.

Karma mi viaje apenas comienza
Y ya Yo no soy eso
En la orilla de tu  laberinto
En el regazo de tu Espíritu
Mi karma desaparece
Y mi consciencia se refleja
Karma hilo que nos une y nos aleja
Volveremos a vernos en el centro
De la galaxia, en el centro de este karma
Allí donde sabemos somos una misma alma.




Nadie

domingo, 25 de agosto de 2013

Nadie sabe hacia dónde va  esta vida
Si así fuera yo tuviera mi propia vida
Y no la vida que va por su lado y yo por el mío.
Una vida que se empeña en ir adelante y avanzar,
Mientras  yo me detengo y entonces me arremolino
Me lleno de sedimentos, barro y trozos de otras vidas
De otras palabras, de besos idos  y de recuerdos,
Y la vida me empuja empeñada en seguir adelante,
La vida busca un mar embravecido que enfrentar
Yo un lago plácido donde reposar
Pero no es que esté mal esta vida,
No, al contrario para los otros,
Pero no es la vida que recuerdo
Haber tenido alguna vez debajo de tu abrazo
Sobre tu pecho de lago tranquilo
Que alejaba mis miedos y me sumergía en la paz.



Reguero

miércoles, 7 de agosto de 2013

Ya mi sueño ha pasado
Y me ha dejado estos trozos
De  alas y de lunas
Polvo de almas idas
Reguero de risas y besos
Sombras de ángeles de la guarda
Y pedazos de oraciones en el techo.
Ya ha pasado mi sueño
Y en medio de  esta habitación
Tendido sobre los recuerdos
Sólo un suspiro
Con los brazos abierto
En perenne espera.


De Benjamín a Benjamín

miércoles, 24 de julio de 2013



                                                                                                                     Papá…
He vuelto a mi primer amor,
El que tomó mi mano con ternura
Para conducirme sin miedos
Por la calle de mi orfandad.
He vuelto a volar en sus ojos
De cielos azules abiertos y sin fin,
He escuchado su voz ronca
Llena, como ninguna, de vida, amor y pan,
He vuelto al gran corazón de montaña
De cuentos, de siembras y de cosechas,
En fin un corazón-trapiche de amor
Y libar otra vez su soma y su ambrosía
Que me liberan de temores y de fantasmas.
He vuelto por esos brazos abiertos,
Que guardan en su pecho
La promesa nunca rota
De esperarme siempre, con una sonrisa
Y el olor a libertad del primer eterno amor.



CANTO DE ELOISA

miércoles, 17 de julio de 2013

CANTO DE ELOISA
                                                                                                     A  C.R.
Háblame Abelardo,
Sostén mi alma en su caída
Te conjuro en la sangre del Salvador
Para que con una sola palabra
Contengas mi naufragio.
Haz que mi alma recuerde
Aquellos tiempos idos
Cuando aún me mostrabas pasión,
No dejes que me escurra
En los oscuros pliegues de tu olvido
Hazte presente en el verbo
Que tus palabras me traigan
En sus puntas tus dedos
Escondida tu sombra,
Conteniendo tus besos
Haz brotar de mí, agua y sangre
De la sangre el vino
Y apaga mi sed y la tuya
Sólo con unas frases
Que guardaré en mis pechos.
Bébete el tiempo y la distancia
Disuelve tu ausencia
Con un único verso
De tu corazón a tu mano
Del papel a mi triste alma
Ya que el amor
No puede escribir sus líneas
Sobre mi piel, ni sobre tu piel
Dejemos que las mismas manos,
Las tuyas y las mías,
Que causaron nuestras heridas
Sean las que nos devuelvan
Nuestros sueños y nuestras vidas.

Han pasado tantos años
Y mi alma escurridiza, apasionada
Insiste en escribirte suplicando
¡Háblame, Abelardo!
Que una sola frase de amor
Sería como tenerte otra vez
Hundiéndome  para siempre en ti

Después de tanta sagrada agonía.




Así sin más

sábado, 6 de julio de 2013

Amar significa mirar el horizonte y esperar verte, sin más que una esperanza en el bolsillo y  una gota de agua en el alma. 
Y caminar hacia ese horizonte, sin más que los pies en la tierra y los pensamientos en lo alto, para buscarte así nada más. 
Amar significa que al llegar al final de ese horizonte y no encontrarte, inventar otros horizontes y seguir caminando sin más que la esperanza en el alma  y la sed en el corazón, sed de verte así sin más.

                                                                         
Manuscritos del Horizonte MOLPO

La Noche

domingo, 16 de junio de 2013

  LA NOCHE

Sobre las alas de aves nocturnas
Vuela la noche oscura y silenciosa,
Ella que arropa con su aliento
Todo a su paso, necesita del viento
Y de las alas de pájaros secretos
De ojos de búho, de olor a insecto
De crujir de dientes y de lentos bostezos,
La noche invoca a los sueños,
Y nada la detiene hasta el alba
Que saciado su vientre

Recoge las alas y cierra sus ojos.

13 doble 13

sábado, 18 de mayo de 2013




13 doble 13
Si un día me voy por la ventana
Y ya no vuelvo más, no me busques
Mira al cielo, mírame volar
Entre las nubes y los luceros.

Si abro la ventana,  no me detengas
Que mi cuerpo de colibrí
Se lanza en caída y alza luego el vuelo,
No mires al suelo buscándome, mira al cielo
Y sólo murmura un rezo o una canción
Ante mi cuerpo y por mi alma-colibrí de seis alas
Y siete corazones de fuego.






Sin palabras

viernes, 10 de mayo de 2013


Y darme cuenta que las palabras
No son el fondo del barril,
Sino el pegamento fosilizado
En los bordes y las paredes,
Ilegitimas herederas de la realidad
Sólo una balsa para no naufragar.
¿Pero existimos sin las palabras?
Y si nos atrevemos a saltar sobre ellas
Más allá de ellas, qué quedará
De ti que te nombro
De mí que me nombras,
De ellos, que evito nombrarlos,
Quedaría la ortiga ya sin picor
Y  la serpiente ya sin ponzoña,
Y del resto que se agolpa en mis sentidos
Queriendo entrar en mi mente
Usando las palabras como camino-laberinto
Qué quedaría ya sin las palabras.


Cansancio

lunes, 6 de mayo de 2013


Cansancio

La voz se alza desde el bosque,
¿Quiénes recogen hierbas y ramas secas a esta hora?
Gime otra vez el monte,
Muere de olvido el animal sagrado
Muere de tanta piedad
De tanto perdón y tanta cordura,
Se seca en su frente el torpe cuerno
Hecho de lodos y restos de estrellas.
Y la mirada perdida en el agua de lluvia
Se disuelve como mágico polvo y conjuro inútil,
Agita la vara de madera y cuarzo,
Invoca las aves negras y el cruel hechizo
Aguijonea febril el muñeco de trapo y cera
Y la vela chisporrotea cansada la llama.
Y grita otra vez el bosque,
Cadáveres invisibles de hadas y duendes
Quimeras ahogadas cayendo desde los cielos,
Y los dioses, su sangre, regando las espinas y los sauces,
Allí permanecerán sus memorias, fuerzas, dones y maldiciones,
Y la vela se apaga con la saliva y las lágrimas,
Cabalga por última vez la magia ante sus ojos
La bruja lanza su hechizo mortal contra su propia carne,
Sal y polvo llevado por el viento y el agua.
No hay magia sin final, ni final sin magia,
Y allí comienza toda enseñanza.


Poema x

sábado, 13 de abril de 2013


Poema x
He escrito cinco poemas
Y no han sido suficientes,
Ninguno antiséptico, que arda,
Ninguno que queme, limpie, ni calme
Este nudo de alma y vísceras.

OBRA

sábado, 30 de marzo de 2013


OBRA
Estoy por finalizar esta obra,
En la cual por fin, he dejado de creer en mí
Desnudo,  sin palabras ni pensamientos
Me desintegro en la penumbra, ya sin nombre
Despego de mi piel cascarón,
Me alejo de mi alma ilusión,
Y no soy ya polvo, ni brizna, ni ojo,
Diluyo la memoria en ríos de agua eternas
Renunció a la voluntad en las altas montañas
Ceso todo deseo en el fuego y el aire
Y vuelvo a ti, desnudo, límpido, sobre la nada
Sin tiempo, sin edad, todo en orden,

Y me despiertas con la música inicial del Universo,

 
Donde todo empezó, sin mí y conmigo.






 


 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS