Piel

lunes, 17 de noviembre de 2014

Piel

Tengo la piel como hojas secas
Un triste sonido con cada pisada
Con cada latido,
Soy árbol viejo
Caído,
Arrancado
Roído
Mutilado
Quemado,
Con mi interior
Flotando en el aire
Con ese amargo olor
A triste madera vieja.






Aviso

lunes, 10 de noviembre de 2014

Aviso

He escrito mil veces en la pizarra:
“No puedo…”
Y realmente en el fondo no me importa
Que todos se fumen la hierba
O se tomen la píldora de la voluntad
Y del éxito, de la oportuna fortuna
O de la felicidad a juro y constante.
Simplemente “no Puedo”
No puedo dejar de escribir
De ver la vida como es, un salón de fiesta
Un funeral, una cocina, un camino
Un jardín, un desierto, un océano
Y un olvido.
Pues hoy todos viven para ser
La máscara del momento, la idea del otro
La sonrisa ensayada y esperada,
El maltrato aprendido, el maltrato dado,
Pero (y con suspiro): “No puedo”
Aunque me agiten sus manos sarmentosa
Retuerzan sus ojos, se volteen, bizcos y duros,
Y me recriminen porque sueño y digan que mi final será
De manicomios, albergues, dolores y soledades
Aunque griten poseídos por la turba invisible de sus miedos
Y por la religión sin fe ni bondad:
Pecador, antisocial, inmoral, flojo, gandul,
“No puedo” hacer lo que se debe para ser de esta sociedad
De éxitos plásticos, de miedos prefabricados
De futuros imposibles, de dietas insufribles
De políticos abusadores, de religiosos sin bondad
De guerras de un dios bipolar,
De violencia gratis y al por mayor,
De guerras de bocas, tetas y traseros
De sexo sin medida ni satisfacción
De amores pre-aprobados y pre-psicoanalizados
De gurús del perdón metidos a comerciantes
Vendiendo soluciones rápidas y sin dolor,
En fin no puedo con tantas máscaras
Pues no sé cuál usar en el momento adecuado
Y me duele en la mejilla toda su pretensión,
Me arde en la mejilla la loca idea de educación.
Y aunque agites tu cabeza, con una regla en tu mano
Te miro a los ojos vacíos, tiemblas y te agitas,
Y vuelves al silencio:
“No puedo, sólo vivo, (te digo)
De todas formas la muerte pasará
A través de nosotros
Y después de tanto esfuerzo vano
De tantas batallas perdidas, veremos
Que siempre fuimos olvido y nada más”



Semillas

jueves, 6 de noviembre de 2014

Semillas


A mi familia que recuerdo como tiempo fresco, nunca ido.


Me he quedado sentado sobre el árbol que nací,
El viento no me arrastró lejos,
Soy parte de la corteza abierta de su tronco
Testigo y memoria de sus soles y lunas,
Otros, aquellos que crecieron de este árbol
Fueron semillas, dispersas por toda la tierra
Multiplicados por centenares
Cosechas de amor del árbol centenario.
Soy la palabra guardada como historia
El eco del conjuro que salió de esos pulmones
Llenos de amor y bondad
Huyendo del campo seco y yerto,
Que creció raíz y tronco, hojas, flor y frutos
Arropando el suelo de nuestras vidas
Soy todos ellos, todas ellas
Hombres y mujeres que se alzan a la vida
Que son también raíz y tronco
Flores hijos, frutos padres, semillas abuelos
Y así hasta perderse en las raíces de este mundo
Unidos por el invisible árbol, tal vez olvidado
De aquella mujer que un día llegó a la ciudad
Y se transformó en un gran árbol
A veces acacia, roble, semeruco
Otras ceiba, araguaney, apamate
Y desde lejos un bucare en flor,
Lleno de savia, alimento y miel para todas las generaciones
Todos multiplicados, regados y disipados por cada rincón
Amados en su propia transformación
Sombras de otras flores y semillas.
Pero yo permanezco sentado sobre el tronco
No me he transformado
Soy palabras, versos necios y fábula memoriosa
De aquellos caminos que una vez me contaron
De esa madre transformada en árbol
De sus hijos con sus hijos y así hasta la eternidad
Desplegándose como un bosque de invisibles raíces.
Y hoy me llega el olor de esa corteza
El latido de ese corazón, el recuerdo de su sombra
Cierro los ojos y oigo la antigua oración de esa mujer
Convertida en risas, amores, luces y llantos que llenan la vida
Su sombra sigue presente en cada uno de sus frutos

Aunque su nombre ya no sea pronunciado.


molpo

Loto

lunes, 3 de noviembre de 2014




“Cuando el espíritu está en la ilusión, la Flor del Dharma gira”.
Sutra del Loto

Y las lágrimas vertidas por años y años
Se evaporan y nada más
Se vuelven ríos distantes,
Mares oscuros,
Desiertos de sal y sombras
Que descansan sobre un pecho ahogado
Habitado por aquellas luces congeladas
En las manos de dioses tanto tiempo olvidados
Pecho abierto en flor de loto
De un cuerpo arrastrado por cabras, antílopes y bueyes,
Pecho sobre el cual se asienta un alma solitaria
Alma enamorada que canta en silencio
Cientos de veces tu nombre,
Mantra de algún ser imposible
De un amor de mártires,
Alma abierta al cielo libre
Que no olvida el oscuro barro
Desde donde la luz se abre paso.




http://es.forwallpaper.com/wallpaper/lotus-flower-668250.html


 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS