viernes, 4 de noviembre de 2016

dos breves: Destino

I
a veces el destino no puede ser otra cosa que ser Destino
por más que grites
luches
caigas
y te  vuelvas a levantar
el destino sigue allí,  siendo Destino








II
el peso del destino,
desde siempre Helena
fue un plan de Némesis
y un simple impulso de Zeus