sábado, 23 de junio de 2018

Hades


Y a aquellos que creen descender
por voluntad y en busca de algo
tal vez un conocimiento o un despertar,
a los reinos de Hades
les advierto
Al reino de Plutón no se desciende,
se cae por grietas y abismos
se cae estrepitosamente
y se cae sin final y sin agarre
sin piso, sin vuelo, se cae sin remedio
a una inmensidad sin espacio
sin tiempo
donde nada tiene que ver con la luz
nada de aquí sale al Sol,
pues Hades es la profundidad infinita
y el dios inmenso y oscuro a la vez.
Y el alma ya sin piel, ni vísceras, ni forma,
ni memorias diaria, ama la profundidad
de este reino de sombras y frío,
ama la inmensidad sin límites de ese dios,
ella a él pertenece y ambos lo saben.
Y sin percibir cómo, de alguna forma
se regresa a la superficie,
para de vuelta no traer nada
redescubrirnos desnudos, con las manos vacías,
sin haber descubierto nada para el día,
sin embargo ya no seremos nunca más los mismos,
algo de nosotros se extravió allá en el, y con, Hades,
y así viviremos conscientes, en lo profundo,
que el alma es todo lo que somos
y sin embargo, qué poco sabemos de ella.








No hay comentarios: